Inicio
MENÚ
Inicio
Alba - Scotland
Comer y Beber
Conducir
Contacto
Diario de viaje
El Buscador
El Clima
Foro
Enlaces de Escocia
Otros enlaces
REGISTRATE...
Usuario

Clave

Recordarme
¿Olvidó su clave?

Edimburgo - España, miércoles 18 de Mayo de 2005 PDF Imprimir Correo electronico


 EDINBURGH - CANTABRIA

El viaje llegó a su fin, último desayuno escocés, durante el desayuno coincidimos con dos matrimonios españoles que acababan de llegar a Escocia, que suerte !!!. Salimos del hotel y por un pelo no nos meten multa en el aparcamiento de la calle, menos mal que estuvimos rápidos.

Hoy no sacamos ninguna foto además de porque tenemos las tarjetas de memoria a reventar, porque es el último día y estamos tristes y eufóricos al mismo tiempo porque dejamos este maravilloso país y porque llegamos a casa y hablaremos a todos los familiares y amigos de este grandioso viaje.

Salimos a dar nuestro último paseo por la Royal Mile, aunque primero vamos a una pequeña ferretería a comprar un candado para una de las maletas ya que la que traje yo de mano ahora la tendríamos que facturar al llevar una maleta mas, la de la gaita.
Salimos sin problemas de la ciudad a las 11 hora local en dirección al aeropuerto, cerca del mismo tenemos una gasolinera donde paramos a llenar el depósito y finalmente llegamos al aparcamiento de Avis, dejamos el coche y se acerca una chica para recoger las llaves y hacer el examen de comprobación, no había ningún problema, el coche estaba recién lavado y con el depósito a rebosar, lo único que nos hace temer un poco alguna sanción es el golpe de la piedra que nos dio en la luna delantera justo al lado de donde tienen la etiqueta identificativa del coche, cosa por otro lado que no había sido por alguna negligencia nuestra sino un pequeño efecto propio de circular en carretera.

Finalmente ni se dieron cuenta de aquello tampoco era nada del otro mundo, nos despedimos con mucha pena de nuestro compañero de fatigas y vamos a la parada del autobús que nos lleva a la puerta del aeropuerto. Una vez allí hacemos tiempo hasta que nos toca facturar, hemos llegado con tiempo de sobra puesto que no queríamos sorpresas de última hora. Después de facturar paseamos por el aeropuerto, vemos tiendas, aprovechamos para comer algo ya que nos coincide la hora de comer con la espera, en fin creo que lo normal cuando se espera un vuelo en un aeropuerto. Lo que nos llama la atención es la cantidad de golfistas que llegaban aunque estábamos en el país donde se inventó el golf, por lo que en cierto modo resulta normal.
Ya estamos esperando para embarcar y empieza a caer un chaparrón monumental es como si Escocia llorara nuestra partida, en fin empiezan a llamar a los pasajeros para indicar que es la hora del embarque así que ahora de forma irreversible y definitiva termina el viaje.

Ya en el avión rebobinamos en el tiempo, echando la vista atrás y desde la perspectiva que da la altura nos damos cuenta que un trozo de nuestro corazón se ha quedado en tierras escocesas, enamorado por la belleza de los paisajes, la gente tan amable y simpática que nos hemos encontrado, en fin por tantas cosas que llegamos a la conclusión de que Escocia es un país que nos ha cautivado para siempre y que con el final de este viaje, comienza la cuenta atrás para el próximo viaje a ESCOCIA.

< Anterior   Siguiente >
ENCUESTA
Escocia es para tí...